Consulado de la República Bolivariana de Venezuela en Curazao

Venezuela responde al informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela reiteró su rechazo a la metodología empleada por la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, cuyo informe con respecto al país suramericano fue actualizado este lunes en el marco del 42° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

“Tal como lo denunciamos en su oportunidad, este informe está dominado por una visión selectiva y parcializada; convirtiéndose en un escrito carente de rigor científico, con graves errores metodológicos y que parece un calco de informes anteriores”, dijo el viceministro para Temas Multilaterales del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Alexander Yánez.

En su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, el diplomático venezolano enfatizó que el documento presentado inicialmente el 5 de julio “obvió toda la información recabada por la propia Alta Comisionada durante su visita al país” en junio pasado.

En cambio, reafirmó, fue elaborado a partir de 558 entrevistas, de las cuales 460 fueron realizadas fuera de Venezuela; “en otras palabras 82% de las fuentes consultadas para elaborar el informe no habitan en Venezuela”.

El viceministro venezolano recalcó que “lo expresado el día de ayer en este Consejo ratifica nuestra convicción de que la Alta Comisionada sabe bien que ese informe no refleja adecuadamente la realidad que vio directamente en Venezuela”.

Recordó que, en días recientes, una delegación de alto nivel de la Oficina de la Alta Comisionada fue recibida por el gobierno venezolano en Caracas, en la tercera visita que cumplía una representación de esta instancia de la ONU al país en los últimos seis meses.

“Lamentamos que los mecanismos de comunicación y cooperación existentes entre la Oficina y el gobierno venezolano no hayan sido agotados para contrastar, en su totalidad, la información presentada en la actualización oral”, agregó.

No obstante, el gobierno de Venezuela ha solicitado a la Alta Comisionada acelerar la cooperación técnica para el establecimiento de un mecanismo nacional de seguimiento a las recomendaciones del Examen Periódico Universal y los órganos de tratados, así como para el diseño del segundo Plan Nacional de Derechos Humanos de la nación.

“Todos estos hechos dan cuenta del compromiso de nuestro gobierno con la promoción y protección de los derechos humanos, así como de nuestra voluntad de seguir fortaleciendo el diálogo y la cooperación con la oficina de la Alta Comisionada y los mecanismos de este Consejo”, aseveró.

Ilegales medidas causan sufrimiento

Por otra parte, el viceministro para Temas Multilaterales denunció las ilegales medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de Donald Trump a Venezuela, que menoscaban los derechos fundamentales de los venezolanos y venezolanas.

“Las criminales medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de Donald Trump al pueblo venezolano están causando muerte, dolor y sufrimiento. El secuestro de activos en el exterior. El congelamiento de miles de millones de dólares en bancos extranjeros priva al Estado venezolano de recursos indispensables para adquirir alimentos, medicinas e insumos médicos en el exterior. Lamentamos que existan Estados miembros del Consejo que respalden y justifiquen esta práctica claramente contraria al derecho internacional”, amplió.

El viceministro Yánez ratificó la voluntad del gobierno venezolano de seguir avanzando en un proceso de diálogo genuino y cooperación con la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Venezuela responde al informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos
Scroll hacia arriba